Maribel Feliú

@Guillermo Aldaya

El nombre de Maribel Feliú (Holguín, Cuba, 1963), no es ampliamente conocido. Pero su obra ya ha sido más de una vez premiada y publicada, incluso fuera de su país.

He utilizado dos poemas suyos para actualizar Arco y Espuela. Les dejo aquí apenas el fragmento inicial de uno de los textos, no por gusto titulado "Voces desde el silencio".

Fin de año,

cabezas ruedan hasta mis pies

melancólicas      infantiles

intentando alejar el mal de fondo.

En las calles el aceite de girasol vertido

y un tren descarrilándose en una misma dirección,

la carne teñida del color (individual)

y apremia el combate  (colectivo)

después será el regreso a una persecución

ilimitada, imagen en dos tiempos.

En el rincón los santos...

Fuera de set

@Guillermo Aldaya

Aquí les dejo el poema que le da título a mi primer libro, Fuera de set. No es, valga aclararlo, pura casualidad la alusión al célebre poemario de ese gran poeta cubano que fue Heberto Padilla. Que seguimos al margen, en la acera de enfrente, después, a merced de...  

FUERA DE SET

“Vas a prestarme tu rostro durante tres meses...”, Vittorio De Sica

Te presto el rostro,

con arrugas y accidentes

y ojos miopes

a los que todavía es posible confiar lágrimas.

Te doy la espalda por todos los diluvios,

experta en pulmonías, adioses y encomiendas.

El sexo te fío; hábil caballo en brama,

vacunado contra el virus de pensar con el glande.

Las manos te ofrezco, diez luceros bebés

y surcos de azúcar blanco directo en las palmas.

Te presto hasta los pies: convertibles,

ideales para sigilos, trochas;

de poliespuma/ envidia de los gatos.

 

Úsalo todo, gástalo. Soy tuyo.

No pido reciprocidad ni gracias.

Y mucho menos que me devuelvas nada.

 

Prométeme,

eso sí,

no decirle a nadie

que son míos.

Rafael Vilches Proenza

@Guillermo Aldaya

Mi amigo, el poeta Rafael Vilches Proenza (Vado del Yeso, Granma, 1965), es el autor de Tiro de gracia, libro con el que acaba de ser premiado en el concurso por el centenario del gran Emilio Ballagas. No puedo, infelizmente, adelantarles nada de ese volumen. Tampoco tengo textos de su primer poemario, Dura silueta, la luna (2002). Estoy convencido, no obstante, de que algo de El único hombre (Ediciones Orto, 2005), por el cual recibió el Premio Nacional de Poesía “Manuel Navarro Luna” de 2004, y que he utilizado para actualizar Arco y Espuela, servirá muy bien de presentación.

En casa

 

¿Qué diré

si se personan los amigos en casa?

¿Con qué ojos de polvo

les muestro la lluvia

las galerías tejidas en el frío?

Estos árboles

que lanzan sombras sobre el corazón.

Si llegan los amigos

¿tendré manos para ocultar los agujeros

que las olas no logran disipar?

¿Y si los amigos traen

manos

pasos

ojos?

 

Modelo para un solo pintor

@Guillermo Aldaya

En Fuera de set, mi primer libro, incluí también un poema largo titulado Modelo para un solo pintor. Tiene seis partes. Supongo que poco a poco las vaya colgando por acá. Esta es la segunda:

II

 

Dile a mamá

que dividí tu ansia en dos

desde el laurel de la primera frase

-y buen narciso como soy

traigo conmigo la parte piedra de los ojos

para rodear la tierra que nos resta,

para el regreso mío, que es siempre a las tantas

y hay escasez de luna en este mundo.

 

Dile que hago esfuerzos bestiales

sobre el abismo del mercurio

a ver a qué animal de luz se me parecen;

a ver si dejo huellas de su sueño en los míos

para no verme solo cuando te los devuelva.

 

Dile eso

y todo lo que apartamos tú y yo para mañana

por bobos, y temerosos de matarnos al niño.

Ya sé que serás fiel.

Pero no olvides repetir esas palabras espinosas

que las mamás esperan como azucenas el domingo:

decirle, simplemente,

que nos llevamos bien.

 

O habríamos caído

en quién sabe cuál círculo

de su amoroso infierno.

 

Comentarios recientes

Cerrar